¡Bienvenida primavera!

¡Preparadas, listos… YA! El pistoletazo de salida de la primavera acaba de sonar, y dentro de nada las primeras galas primaverales empezarán a revestir los árboles y arbustos de nuestros campos y ciudades. Y desde luego nuestros jardines, patios, terrazas y balcones no pueden ser menos.

Quienes hayáis pasado por nuestras instalaciones habréis observado que ya están comenzando a llegar a nuestra tienda las primeras petunias y geranios, que tanto color y alegría dan a los balcones de nuestras casas. Además, decir primavera es hablar también de rosales de los más diversos colores, jazmines con su característico perfume, bouganvilleas, clivias, calas, hibiscus y un sinfín de plantas que harán que nuestros patios y terrazas se llenen de colores, formas y olores que nos van a hacer la vida más agradable en la más bella estación del año. Sigue leyendo

Mi geranio está infectado: ¿qué hago?

La primavera es maravillosa, pero también tiene sus contraindicaciones: las plagas de insectos aparecen en esta época del año dispuestas a tomar parte del festín que le ofrece esta hermosa estación. Orugas, pulgones, cochinillas, babosas y un sinfín de animalillos acudirán a nuestras plantas para saciar su hambre. Sin embargo, no estamos indefensas ante estos ataques, porque también tenemos productos para combatirlos.

Los geranios, tan propios de esta época, son una de las plantas más atacadas por un insecto conocido como la mariposa del geranio, especie introducida a principios de la década de los 80 del siglo XX desde Sudáfrica. Su nombre científico es “cacyreus marshalli” y se trata de una especie de mariposa negruzca parecida a una polilla que deposita sus huevos en los troncos de la planta. Una vez que éstos eclosionan, sus diminutas larvas se introducen en los troncos y comienzan a minarlos sin que al principio nos percatemos de su acción. Pero un buen día, de repente, las ramas caerán tronchadas a pesar de que incluso se conserven las hojas y las flores. Sin embargo, si tocamos los troncos, notaremos que éstos están completamente huecos y podremos dar por muertos nuestros bonitos geranios. En este caso, lo mejor que podemos hacer es deshacernos rápidamente de la planta con el fin de que la plaga no se propague a otras que aún estén sanas.

geranio

Por todo lo expuesto, la mejor acción que debemos tomar es la prevención, antes incluso de ver la mariposa revoloteando entre nuestras plantas debemos rociarlas con un insecticida que prevenga que puedan depositar sus huevos en ellas y al mismo tiempo elimine las larvas antes de que se introduzcan en los troncos. De este modo trataremos de romper el ciclo reproductivo de estos insectos y evitar sus fatales consecuencias. Si la larva consigue entrar en el tronco, como decíamos, podemos dar la planta por perdida.

Por todo ello debemos ser muy observadores y perseverantes con esta plaga ya que actúa durante toda la primavera y el verano. Existen en el mercado productos muy específicos llamados de amplio espectro a base de cipermetrina y suelen costar alrededor de 3 o 4 euros, que cunden bastante ya que es un producto muy concentrado.

Así que después de esto, sólo te queda revisar tus geranios y comprobar que no estén infectados. Si quieres prevenir todo tipo de plagas, acércate a nuestra tienda, donde te aconsejaremos sobre toda la gama de productos para estas y otras plantas.